Año de Hidalgo

Publicado el: 27/10/2010 / Leido: 4423 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Año de Hidalgo

Fuente: http://www.elmanana.com.mx
AUTOR: ManuelIgnacio Salinas Domínguez

El pasado es futuro.

Estamos perdiendo la saludable costumbrede la esperanza'. Mario Benedetti

Quieroempezar esta nota con las últimas líneas del libro de José Fuentes Mares,Biografía de una Nación (1982): "... Es posible que el drama de este paísarranque de que nunca tuvo edad de la inocencia"... ¿Por qué "Año deHidalgo"? El sentido del humor del mexicano, o ¿será nuestro cinismo?, haidentificado al último año de gobierno con esta divisa, utilizando la expresióntan mexicana que aunque sea un vulgarismo que ofenda a "las buenasconciencias", que bien podrían ver la carta de naturalización -de lafrase- en el libro de Octavio Paz, El laberinto de la Soledad (1950):"Chingue a su madre quien deje algo"... En Nuevo Laredo, 2010, es un"Año de Hidalgo" más. Por eso invoco en el epígrafe lo que apuntóMario Benedetti sobre la pérdida de la esperanza. ¿Qué esperanza -virtudcristiana- tenemos los neolaredenses que el patrimonio municipal quede intactoel 31 de diciembre, en ocasión de la entrega de la estafeta del gobierno local?No me refiero a bienes tangibles que podrán reponerse -el presupuesto de egresosaún con nuestro colapso económico sigue siendo suficiente y aguantará-. Merefiero a los bienes intangibles que no pueden tasarse ni sustituirse y quetienen más valor que los tangibles, porque son bienes culturales queconstituyen nuestra memoria histórica. Veamos:

1.Aludo al archivo que se genera cada trienio de gobierno municipal, que no seconserva completo, que arbitrariamente se destruye o se lo lleva la burocraciamunicipal. Antiguamente se llegó hasta venderse a universidades gringas -en Reynosa,eso sucedió con el archivo histórico parroquial- o, se utilizaba en lostendajones como cucuruchos para despachar manteca o piloncillos. Aquí sedestruyó durante el incendio del palacio municipal en 1914..., después fuevíctima de la incuria o pasto de roedores, polilla y otros bichos y algunosbípedos.

2.Luis González y González, el padre de la microhistoria en México se duele en sulibro El oficio de historiar (1988) y atribuye "al más triste de nuestrosreyes el riguroso Felipe II la generación de los archivos del Estado, pocofrecuentados por los historiadores, para deleite de roedores y de otras plagasque dan buena cuenta de nuestra memoria documental (...) Mucho y poco se hahecho con la documentación pública de provincia y menos todavía con lamunicipal. Algunos archiveros o archivistas como se dice entre nosotros ya hanconocido la canonización. Así, Rafael Montejano, Israel Cavazos, Mario Colín,Wigberto Jiménez Moreno, Antonio Pompa y Pompa, Eduardo Salada, CarmenCastañeda, Ignacio Rubio Mañé, Alejandra Moreno Toscano y otros ángelescustodios de las huellas manuscritas de nuestra historia".

3.Apunta también Luis González que "... Es una vieja costumbre mexicana lade destruir archivos (...) Durante siglos todo fue romper papeles. Aunque algode lo mucho perdido se debe a efectos naturales del clima y a la pocaresistencia de alguna clase de papel. Es difícil evaluar las pérdidas causadaspor la polilla y los tiernos ratoncitos (...) Pero las más de las pérdidas nohan sido por accidente, que sí por negligencia o corrupción que aparte de laañeja costumbre de destruir archivos, aparte de los piromaniacos, hancolaborado a su paulatina muerte los fabricantes de cartón y las tiendas deabarrotes de los pueblos, sobre todo antes de la moda de las bolsitas depolietileno (...) para no dejar huellas de sus fechorías, algunos funcionariosmenores -yo añadiría también a funcionarios mayores-, han propiciado la pérdidade papeles del orden público".

4.Me consta, cuando a mi me tocó participar en un trabajo de equipo, con elauxilio del Archivo General de la Nación y de un grupo de estudiantes delTecnológico local, en el rescate y organización del Archivo HistóricoMunicipal, que la sección más flaca de todo el acervo rescatado, fue la de laTesorería municipal. Si algún curioso investigador quisiese hurgar en losdocumentos que custodia el Archivo Municipal "Juan E. Richer", dondese resguarda la memoria documental de la ciudad, muy poco o casi nadaencontrará sobre asuntos de tesorería, presupuestos de egresos y finanzas delmunicipio. Cada tres años las trituradoras de papel o los incineradores, sinduda, que tienen mucho trabajo que hacer... ¿Qué recurso puede implementarsepara que ya no haya más "Años de Hidalgo" cada tres años, por lo quea los papeles de la administración municipal se refiere?

5.¿Existe alguna legislación local que proteja este patrimonio?... Sí y no. Eltítulo sexto, capítulo primero, artículos 295 y 296 del Código Municipalvigente para el estado de Tamaulipas, contiene las disposiciones generales queestablecen que el Archivo del Municipio "es una dependencia de laSecretaría del Ayuntamiento que concentrará, organizará y custodiará lainformación derivada de la función pública municipal y que por su naturaleza eimportancia histórica deba conservarse -preservarse- para la consultainstitucional y pública"... El capítulo segundo, "De su patrimoniodocumental"; tercero, "De su organización y funciones"; cuarto,"Del Consejo Consultivo" -que no funciona-; capítulo quinto,"Del servicio al público"... El título sexto del Código Municipal enel articulado de sus cinco apartados, se ocupa hasta de la minucia en lo que alarchivo del municipio se refiere. Sin embargo adolece de dos defectos: unomenor y otro mayor. El menor es su denominación: "Archivo General delMunicipio". En Tamaulipas existe un solo Archivo General, el del estado,que funciona en Ciudad Victoria. En el resto de los municipios, correctamentedeben denominarse simplemente "Archivos Municipales", que a su vezfuncionarán como "Archivos Históricos" -convencionalmente- para lacustodia de los documentos con una antigüedad mínima de cincuenta años y"Archivos de Concentración" para la documentación que al final decada periodo trianual, deberá concentrarse -íntegro- en el Archivo Municipal;archivo que podrá ser consultado institucionalmente o por el público con másfrecuencia que el archivo histórico.

6.Quienes redactaron el título sexto del Código Municipal contenido en el Decretonúmero 7 del 2 de febrero de 1984, publicado como anexo al Periódico Oficialdel estado correspondiente al 4 de febrero de 1984, les falló la técnicajurídica..., el multicitado Código no contempla en el articulado del títulosexto la posibilidad de una ley y un reglamento que "obligue" a la burocraciamunicipal a conservar íntegros todos los documentos y/o papeles que se generanen la administración de los Ayuntamientos... En los tres niveles de gobierno:Presidencia de la República, Gobiernos de los estados y Presidenciasmunicipales se adolece de esta obligación. Al final de los sexeniospresidenciales o de las gubernaturas de los estados y de los trienios de lasPresidencias municipales, los archivos públicos se destruyen parcialmente porno existir una legislación que los proteja o lo que es peor, por dolo de losfuncionarios -mayores y menores- que no quieren dejar huella de sus fechorías.

7.Hay un remedio para subsanar esta anomalía y preservar nuestra memoriadocumental completa. Sólo me referiré al caso del municipio de Nuevo Laredo: elCabildo tiene capacidad para legislar, mejor dicho enviar iniciativas de ley alCongreso tamaulipeco. En el caso que nos ocupa autorizar una iniciativa queestablezca la obligación de conservar completos los documentos que genera laadministración municipal y un reglamento que norme su aplicación. Legislaciónque deberá ratificar el Congreso local.

8.Este asunto fue propuesto públicamente por el autor de esta nota en ocasión dela ceremonia -febrero 2009- de la conmemoración del vigésimo aniversario de lafundación del Archivo Histórico, al Presidente Municipal, ante la presencia delCabildo en pleno, y de una funcionaria que representaba al Archivo General dela Nación y público asistente, en la sede del Archivo Municipal... Ramón GarzaBarrios ofreció presentar la iniciativa en una sesión de Cabildo para suaprobación. Hasta la fecha no lo ha hecho.

Esoportuno recordar al Presidente Municipal saliente -porque en la ocasión quemenciono llamó su atención- la frase que es un lema, grabada a la entrada deledificio que alberga el Archivo Nacional, en la ciudad de Washington, D.C.,"Past is future", el pasado es futuro, que plasma la importancia dela memoria documental... Todavía puede RGB cumplir con su promesa pública:presentar al Cabildo para su aprobación -en una de las escasas sesiones quefaltan- esta iniciativa prometida, para que una vez que sea aprobada se envíeal Congreso local... Nuevo Laredo no desea más "Años de Hidalgo" porlo que a este patrimonio cultural se refiere... Yo, "todavía no pierdo lasaludable costumbre de la esperanza".

manuel.salinas@elmanana.com.mx

Publicado el: 27/10/2010 / Leido: 4423 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios