La desidia convierte en un estercolero el archivo administrativo de La Laguna

Publicado el: 17/02/2010 / Leido: 6024 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

La desidia convierte en un estercolero el archivo administrativo de La Laguna

Fuente: http://www.eldia.es
AUTOR: D. BARBUZANO, La Laguna

En un salón del Camino La Villa, documentos colocados en archivadores aparecen tirados por el suelo, llenos de humedad por filtraciones de agua y con excrementos de ratas. El director del Archivo Municipal y el concejal de Personal destacan que son de carácter administrativo y no tienen valor histórico ni jurídico.

El concejal del Grupo Municipal Socialista Javier Abreu aseguró que su partido se planteará emprender acciones legales contra los responsables municipales que han permitido que en el archivo del Camino La Villa halla humedades y filtraciones de agua de lluvia que están deteriorando gravemente cientos de documentos originales allí depositados.

Muchos de estos archivos, que datan de los años 20, 30 y 40, así como de los 70 y 80, están tirados por el suelo, llenos de moho, sucios y rodeados de ratas, según añadió el edil del PSOE.

Estos documentos originales se hallan ubicados en un almacen-archivo situado en el camino La Villa, pero su deplorable estado de conservación, "fruto de la dejadez del Gobierno municipal, amenaza con destruir parte de la historia de La Laguna", según dijo Abreu.

Las imágenes a las que ha podido acceder el Grupo Municipal Socialista reflejan con claridad el grado de abandono de esta instalación, presa de las humedades y de las filtraciones de agua, que están acabando poco a poco con estos documentos.

Por ello, Javier Abreu criticó la labor del "responsable municipal, que conoce el asunto y no hace nada, razón por la que nos reservamos el derecho de presentar una denuncia por un posible delito contra el patrimonio lagunero".

El director del Archivo Municipal de La Laguna, Luis Duque, destacó que el centro del que es responsable acumula documentación histórica y otra de carácter administrativo que, según precisó, "pasado un tiempo ya no tiene interés, prescribe y termina por ser destruida".

La verdad de esta historia es que la documentación administrativa no tenía ya cabida en el local del Archivo Municipal, dado lo pequeño que es. Ello motivó en su día su traslado a un salón del Camino de La Villa y que fueran depositados los certificados en archivadores de cartón.

Ahí han estado durante unos años, pero ahora es cuando los concejales socialistas han descubierto que los legajos, con una antigüedad que se remonta incluso a los años 20, no sólo están en sus estanterías todos mojados por las filtraciones de agua del techo, sino que han sido tirados por todo el suelo del salón, convirtiéndolo en un estercolero al unirse el papel, con agua y heces y orines de ratas.

El director del Archivo, Miguel Ángel Duque, dijo que "estos documentos de carácter administrativo no tienen valor jurídico ni histórico, por lo que está prevista su destrucción".

Tipos de documentos.- Los documentos deteriorados que denuncian los socialistas están referidos a mandamientos de pago e ingreso, multas, certificados de residencia, fotocopias de documentos, periódicos, boletines oficiales y certificados e informes urbanísticos".

Las palabras de Duque han sido ratificadas por el concejal de Personal del Ayuntamiento de La Laguna, Miguel Ángel González, que señaló que "si hemos almacenado los referidos documentos en un salón del Camino de La Villa es porque estábamos seguros de que ya no tenían valor y que, al prescribir el tiempo estipulado, ya pueden ser destruidos".

El valor de la autenticidad.- Las personas mayores, sobre todo, suelen decir que es interesante guardar documentos porque algún día pueden ser de utilidad ante un conflicto.

Pues bien, los socialistas consideran que, aunque no se esté ante un caso de manuscritos de valor histórico, los documentos acumulados en el Camino de La Villa pueden ser de utilidad. Pusieron de ejemplo que un certificado o un informe urbanístico original, aunque se disponga de fotocopia o digitalización del mismo, puede ser una valiosa prueba en el caso de que con el paso del tiempo surja un problema de herencia o demostración de antigüedad de una vivienda.

La oposición aludió, además, a que "no hay que despreciar y destruir certificados de residencia o mandamientos de pago, por que son originales que pueden ser interesantes para una investigación o un estudio".

La dejación.- Los socialistas dicen no entender, en el supuesto caso de que dichos documentos no tengan valor, como se dice, "por qué no los destruyeron en su día, sino ahora que hemos encontrado, después de varios años, el lamentable estado en que se encuentran".

Por su parte, la oposición considera que "una cosa es que unos documentos supuestamente no tengan valor como se dice, cosa que entendemos de otra manera, y otra es que sean tratados de una forma sin aprecio ninguno al pasado ni al acontecer histórico lagunero".

La prueba a la que aludió el PSC es que "no se puede permitir hacer dejación ante un techo con roturas por donde entra el agua, o tirar por todo el suelo los documentos colocados en su día en cajas perfectamente ordenados. Si no tenían valor pudieron haberlos puesto en bolsas de plástico y no de forma ordenada y no haber adquirido repisas metálicas para ello. Ello sólo demuestra que si se procedió al traslado de estos documentos fue porque no cabían en el actual edificio del Archivo Municipal".

Respetar el actual Archivo.- Lo que hubiera sido más factible, según los socialistas, era haber destinado los documentos administrativos a un lugar especial y dejar el actual Arhivo Municipal sólo para almacenamiento y consulta de la documentación histórica, aunque está en proyecto trasladarlo a otro lugar fuera del casco, lo que rechazan no sólo los propios socialistas, sino los investigadores y ciudadanos del casco.

Sobre la destrucción de los citados documentos que están en el Camino de La Villa, Luis González Duque puso de relieve en su día que "el proceso de destrucción o expurgo documental es quizás el más delicado de la archivística, por el hecho de que los documentos de archivo son únicos e irrepetibles y su desaparición, propiciada de cualquier manera o a la ligera, constituye un atentado contra el patrimonio documental, que es un legado del conjunto de los ciudadanos".

Publicado el: 17/02/2010 / Leido: 6024 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios