Poesía de Dickinson se revela en internet

Publicado el: 12/11/2013 / Leido: 4910 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Poesía de Dickinson se revela en internet

Es posible navegar en el archivo de manuscritos y tesoros de la poeta norteamericana. Una oportunidad para conocer más acerca de su obra.

Por NATALIA ESTEFANÍA BOTERO | Publicado el 12 de noviembre de 2013

Versos de corrido, con una letra manuscrita, a veces cursiva y se diría, muy pulida. Tachones suaves sobre algunas palabras. Nada que perturbe el ritmo de una de las exponentes de la poesía norteamericana del Siglo XIX, Emily Dickinson.

Ahora es posible navegar en su archivo más personal, que se reveló online, gracias a la iniciativa de la Universidad de Harvard, Amherst College, la Biblioteca Pública de Boston y otras cinco instituciones que abrieron la posibilidad de navegar entre estos textos.

Hay cuadernos cosidos, aunque Dickinson también escribía en sobres, avisos publicitarios, envolturas de papeles de chocolatina que es posible ver en alta resolución y de forma ampliada para conocer rastros de su caligrafía o de la elección de palabras.

Dos años se demoró la selección y edición de los manuscritos. El proceso no estuvo exento de tensiones, entre las dos instituciones que tenían la mayor cantidad de material: Harvard y Amherst College. Lo que tenía antecedentes. 

Cuando Dickinson murió, en 1886, dejó diez poemas publicados y un vasto y enigmático legado de escritos a mano, guardados en un cofre cerrado. Nació en una familia acomodada, en 1930, en Amherst, un pueblo de Massachussets, E.U. y tuvo oportunidad de acceder a una buena educación. 

A pesar de tener una personalidad retraída y de apariencia conservadora, era una mujer curiosa que sabía de botánica como de filosofía. En la página Emilydickinsonmuseum.org, precisan que escribió 1.800 poemas en su vida.

Jennifer Schuessler, en un artículo en The New York Times, precisa que tras su muerte, Lavinia, la hermana de Emily, entregó todo el material a Susan, la esposa de otro hermano, Austin.

Cuando este último vio que el trabajo de organizarlos para publicarlos no avanzaba, decidió dárselos a su amante, quien ayudó a publicar una primera serie de poemas. 

Ella hizo su tarea, pero además reclamó los derechos sobre ellos y la familia se embargó en una disputa sobre la propiedad de todo este material, que se denominó como "la guerra de las casas". En la década del 50, los herederos de cada rama decidieron entregar el material a las dos instituciones mencionadas, que mantuvieron el legado.

Una obra en sí misma
"El valor de un texto hay que encontrarlo en el texto mismo. Si aparecen otros manuscritos, como cartas o diarios, esto no cambia en nada la estética que nos ha legado esta gran poeta norteamericana", Dice Fernando Mora, docente, guionista y realizador audiovisual. "Ella logró, con solo contemplar su jardín en Amherst, crear una obra que perdura y trasciende las fronteras, tal vez porque siempre nos logra comunicar esos instantes reveladores, de asombro, belleza y sabiduría".

Si bien en el lenguaje original se conserva la musicalidad y precisión de las palabras que eligió, hay traducciones memorables como las de la argentina Silvina Ocampo o José Manuel Arango, en Colombia

"No hay en ninguna otra lengua del mundo una poeta con una obra tan profusa, admirable, contemplativa e inquisitiva como lo es la poesía de Emily. Críptica, simbólica, universal, humana… son apenas algunos adjetivos para valorar su obra", precisa el docente y traductor,Hernán Vargascarreño El universo intimista de Dickinson se revela online. Se puede ver en: http://www.edickinson.org

LA MÁXIMA

 

115

What Inn is this


Where for the night

Peculiar Traveller comes?

Who is the Landlord?

Where the maids?

Behold, what curious rooms…

No ruddy fires on the earth-

No brimming Tankards flow-

Necromancer… Landlord…

Who are these below?

...................................

115

¿Qué posada es esta

a donde de noche llegan

extraños viajeros?

¿Quién es el propietario?

¿Dónde están las criadas?

¡Mirad qué habitaciones tan raras…

Ninguna lumbre flamea en este mundo,

ningún vaso rebosante de licor os espera.

¡Posadero nigromante…

¿Quién mora en estas obscuridades?

Versión al español de Hernán Vargascarreño

EN DEFINITIVA

 

Una oportunidad de asomarse al universo poético de Emily Dickinson está en internet, donde se puede consultar manuscritos organizados por las instituciones que administran su legado.

http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/P/poesia_de_dickinson_se_revela_en_internet/poesia_de_dickinson_se_revela_en_internet.asp

 

Publicado el: 12/11/2013 / Leido: 4910 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios