Noelia y Diego: emprender para dejar atrás la precariedad laboral

Publicado el: 12/06/2013 / Leido: 4549 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Noelia y Diego: emprender para dejar atrás la precariedad laboral

 
Diariocrítico 10/06/2013
 
Diego Rodríguez Gutiérrez y Noelia Vicente Castro son dos jóvenes de 31 y 33 años respectivamente que se cansaron de encadenar contratos temporales sin perspectivas de futuro y decidieron lanzarse a la aventura de emprender.
 
 
 
 
 
 
Si algo no les ha faltado a este par de valientes es la formación. Ambos son diplomados en Biblioteconomía y licenciados en Documentación por la Universidad de Salamanca. Noelia, además, tiene un máster en Sistemas de Información Digital y ahora está estudiando un Experto en Gestión Documental y Gobierno Abierto. "Afortunadamente estudiamos en buena época y cuando salimos ya empezamos a trabajar", afirman.

Pero la suerte hay que buscarla, y así lo hicieron desde el principio. Durante la carrera, ambos aprovecharon las oportunidades para realizar prácticas, o incluso voluntariado en archivos. También se vincularon a la Asociación de Archiveros de Castilla y León como socios, como colaboradores y como parte de la Junta Directiva. "Todo eso nos permitió tejer una red de contactos y  aprender mucho. Así que, para cuando terminamos nuestras respectivas carreras, ya estábamos trabajando", explican.

Tras su etapa estudiantil no se quedaron quietos y continuaron haciendo de todo. "Becarios de la administración, contratos del INEM, contratos de personal laboral a través de convocatorias a bolsas de empleo, contratos a través de empresas privadas dedicadas a la prestación de servicios o a la gestión documental. Algunos de forma precaria, otros con salarios y condiciones más justas, pero siempre de forma temporal", comentan. En aquel entonces, barajaban la idea de opositar para el Cuerpo de Archiveros de la Administración, por lo que al irse al paro desempolvaron los libros. Poco tiempo después y, ante la evidencia de que los exámenes para obtener una plaza tardarían años en llegar, se replantearon su situación. Sin opciones en la empresa privada y en el sector público, decidieron dar forma a un proyecto que, medio en broma medio en serio, hacía años que les rondaba la cabeza: organizarse por su cuenta para levantar una empresa de gestión documental.

El proyecto empieza a coger forma a finales de 2011, en Ávila. Noelia y Diego comprobaron que en su provincia no había ninguna empresa de gestión documental y que en el resto de Castilla y León  hay muy pocas. Así, empezaron a tantear ese mercado desde la perspectiva del empleado, no del empresario. Entre las empresas de gestión documental hay varios tipos, pero ellos decidieron centrarse en el tratamiento de los documentos y su conservación. El día 8 de marzo se constituyeron en Sociedad Limitada y nació Pandora Gestión Documental S.L.

Pero, ¿qué servicios ofrecen? Esta empresa está dedicada a la implantación de sistemas de gestión documental, es decir,  control y tratamiento de los procesos que implican a los documentos, en cualquier soporte. Entre sus dedicaciones está el organizar el archivo físico, lo que ahorra espacio y ayuda a la prevención de riesgos laborales por parte de sus clientes; digitalizar; instalar software de gestión documental que permite acotar los tiempos de búsqueda de información o diseñar estrategias para controlar los accesos, las transferencias, la eliminación de determinados documentos, con lo que facilitan el cumplimiento de la LOPD (Ley de Protección de Datos de Carácter Personal).

Sobre su futuro como emprendedores, se muestran optimistas: "El mercado de la gestión documental es uno de los que está en alza. Las empresas son cada vez más conscientes de que su implantación redunda en beneficios. Por otro lado, la conciencia social  exige mayor transparencia y  responsabilidades en la rendición de cuentas, y los documentos son la prueba de las actividades por lo que se convierten en pieza fundamental para el cumplimiento de lo que la sociedad exige".

En cuanto a los inicios, la falta de financiación ha sido uno de sus mayores problemas. Diego y Noelia no tienen deudas. "Capitalizamos nuestro paro e invertimos lo mínimo, pero está claro que contar con escasos recursos, ralentiza nuestro crecimiento", dicen. Como buenos emprendedores no se han quedado en la queja y han buscado una fórmula para que esta situación les afecte lo menos posible: "No disponemos de oficina, utilizamos software libre o semilibre a través de sinergias con empresas proveedoras, optimizamos los recursos ya disponibles en los centros donde trabajamos y así abaratamos costes".

Como ya dijimos, Noelia y Diego no han dejado de buscar su suerte y ni mucho menos lo iban a hacer ahora, así que se decidieron a formarse como empresarios para que su aventura emprendedora no acabara en fiasco. Gracias a un curso gratuito del Ayuntamiento y la Cámara de Comercio de Ávila adquirieron los conocimientos necesarios.

Ahora, con la perspectiva de 2 años y con mucha humildad, ofrecen su consejo a quienes piensen en seguir sus pasos como emprendedores: "Nosotros emprendimos con experiencia y conocimientos sobre lo que sabemos hacer y en lo que nos gusta, optimizando recursos disponibles al máximo  y con esperanzas en el futuro. Por el camino vas aprendiendo, conoces a personas, surgen oportunidades y nunca se sabe. Lo importante es no parar", sentencian.
  
http://www.diariocritico.com/emprendedores-2020/emprendedores-2020/historias-ejemplares/avila/pandora-gestion-documental/diego-rodriguez-gutierrez/noelia-vicente-castro/436543
 

 

Publicado el: 12/06/2013 / Leido: 4549 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios