" Un paseo por los códices" Se exhiben modelos a escala de documentos coloniales

Publicado el: 20/02/2013 / Leido: 3403 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Extraído: http://elsemanario.com.mx

Modelos a escala de documentos antiguos en México

Fuente: redación  elsemanario.com.mx
 
En México, los especialistas en códices no sobrepasan la veintena, un número bajo si se considera que solo en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH) se resguarda poco más de un centenar de estos documentos de origen colonial, y el único prehispánico en el país, el Colombino, de ahí la importancia de formar cuadros de expertos para su análisis e interpretación.
 

Con este propósito, desde hace 10 años, en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) se imparten cursos sobre estas fuentes documentales, para acercar a jóvenes estudiantes de Etnohistoria al sistema de escritura plasmado en los códices, mediante el conocimiento de aspectos como la proporción, la dirección, el tamaño, la orientación, el color y el manejo del espacio.

 

Resultado final de esta actividad extracurricular, los alumnos elaboraron 11 maquetas en papel de códices que se hallan en México y en repositorios extranjeros. Estos modelos a escala conforman la exposición Un paseo por los códices, que hasta el 28 de febrero podrá visitarse en las instalaciones de la BNAH, en la planta alta del Museo Nacional de Antropología (Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec).

 

Este alzado de los códices permite tener idea de la dimensión de los elementos pictóricos que fueron plasmados por los tlacuilos sobre piel de venado, papel amate, lienzo de algodón o papel de maguey, y ya con la evangelización, en nuevos soportes como papel europeo, tela de lino y pergamino. La disposición entre las partes demuestra que la producción de estos documentos era preconcebida.

 

La doctora Luz María Mohar Betancourt, quien imparte los cursos de Fuentes I y II en la ENAH, informó que la intención de éstos es acercar a los estudiantes a estas fuentes de primera mano, en términos de formato y contenidos, para que conozcan su diversidad y evolución a través del tiempo, desde el mundo mesoamericano hasta la Colonia.

 

Para ello se invita a especialistas, entre ellas Maricela Ayala, quien se ha dedicado al estudio de los códices mayas, o a Eréndira Camarena, conocedora de los códices mixtecos, entre otros, quienes introducen a los alumnos de Etnohistoria en la lógica interna de estos antiguos documentos, la cual -sobre todo en el caso de los prehispánicos, que son tiras- no corresponde a la lectoescritura del español.

 

De acuerdo con Luz María Mohar, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), se trata de un sistema de escritura que no tiene parangón entre otras civilizaciones precolombinas, "únicamente se dio en Mesoamérica"; y que no obstante su escritura en los primeros siglos de la Colonia, la narración de algunos de ellos puede remontarse hasta el siglo XI d.C.

 

En ese sentido, entre las maquetas que podrá ver el visitante en la BNAH, están la Lámina 2 del Códice Xolotl, la Lámina 2 del Códice Quinatzin y la foja 25 del Mapa de Huexapan.

 

Para Paulina Salvador Meza, quien cursa el sexto semestre en Etnohistoria, "levantar" la imagen de la Lámina 2 del Códice Quinatzin fue necesario para entender la simetría que guardaban los elementos arquitectónicos dispuestos en el documento, en correspondencia directa con la importancia de los personajes, pues en este caso el documento recrea el Palacio de Nezahualcóyotl, y la habitación más grande es aquella donde se encuentra el soberano de Texcoco con su hijo Nezahualpilli.

 

"En este caso, inclusive podemos tener una idea de cómo era este tipo de construcción palaciega del Posclásico (1200-1521), la disposición de los aposentos y su función, por ejemplo, había uno destinado a guardar el tributo proveniente de distintos lugares, otro más era para los músicos que tocaban el huéhuetl (tambor vertical) y otros instrumentos. Este conocimiento únicamente permanece en los códices, y son datos que complementan lo que sabemos por la arqueología".

 

Por su parte, Luis Enrique Guerrero, quien elaboró la maqueta basada en la foja 25 del Mapa de Huexapan (Hueyapan, Morelos), dijo que a partir de este alzado se puede entender otro de los aspectos que quedaban asentados en los códices coloniales: los límites de las tierras a fin de resolver litigios entre comunidades.

 

Las mojoneras marcadas en este pergamino establecen los límites de poblaciones morelenses, como Hueyapan, Tetela del Volcán y otras ubicadas en las faldas del Popocatépetl, que peleaban entre ellas por el acceso a recursos naturales, como el agua y la madera. Cabe decir que incluso hasta el día de hoy, estos documentos pictográficos tienen validez legal.

 

Como parte del curso, los alumnos inscritos tuvieron la oportunidad única de visitar la Bóveda de Códices de la BNAH, un espacio en el que nadie puede permanecer más de 15 minutos, pues ello alteraría las condiciones climáticas que requiere su preservación. Para ellos representó una muestra directa de la sabiduría y la técnica de los antiguos tlacuilos, que a siglos de distancia permite ver estas pictografías en nítidos colores.

 

Julieta Gil Elorduy, directora de la BNAH, precisó que el corpus total de la Bóveda de Códices, que incluye además 150 copias antiguas, se halla inscrito desde hace 14 años en el Registro de Memoria del Mundo de la UNESCO, y cinco de ellos: los códices Colombino, Huamantla, Chavero, Matrícula de Tributos y Mapa de Sigüenza, pueden consultarse en Internet en las bibliotecas Digital Mundial y Digital Mexicana.

 

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) también ha lanzado la Serie Códices de México, en formato de disco compacto, que permite difundir a un público más amplio, algunos de estos documentos custodiados por la BNAH. Los códices Huamantla, Colombino, Huichapan, Matrícula de Tributos, Tlatelolco, Badiano, Chavero y Mapa de Sigüenza, son parte ya de esta colección; y el García Granados, con un ensayo del doctor Xavier Noguez, será el próximo.

 

Un paseo por los códices puede visitarse de lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas, en la BNAH, ubicada en la planta alta del Museo Nacional de Antropología. Entrada libre.

 

Publicado el: 20/02/2013 / Leido: 3403 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios