Archivo Vaticano, 400 años

Publicado el: 19/07/2012 / Leido: 4802 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Archivo Vaticano, 400 años de custodiar los secretos de la humanidad

Fuente: http://www.elfinanciero.com.mx

Benedicto XVI durante reunión con sacerdotes en el Vaticano. Reuters

Aclaran que la palabra ??secreto?? en el nombre ha sido mantenida por los Papas como tradición pero quiere decir únicamente ??privado??. Documentos pueden ser consultados libremente.

Notimex

Ciudad del Vaticano.- El Archivo Secreto Vaticano cumple este 2012 cuatro siglos de existencia y en sus 85 kilómetros lineares de estanterías todavía conserva inexploradas respuestas a algunos de los misterios más intrigantes de la humanidad.

Notimex recorrió los pasillos, las habitaciones, la cámara climatizada para la conservación de los manuscritos, el bunker y los espacios de consulta del archivo más rico del mundo junto con Alfredo Tuzi, secretario de la Escuela de Paliografía de la Santa Sede.

??Desmintamos el lugar común, la palabra ??secreto?? en el nombre ha sido mantenida por los Papas como tradición pero quiere decir únicamente ??privado??. No significa que sea inaccesible?, fue la primera explicación de Tuzi, en un intento por aclarar una errada idea colectiva.

E inmediatamente abordó un tema polémico: ??aquí nunca estuvo Dan Brown?, refiriéndose al escritor inglés autor de libros como el Código Da Vinci o Angeles y Demonios, cuyas historias hacen referencia a oscuros e impenetrables secretos supuestamente custodiados en el Archivo.

El paleógrafo precisó que desde 1881 todos los documentos pueden ser consultados libremente, sólo basta una carta de recomendación de un instituto o de un profesor universitario. Actualmente 1,500 estudiosos de más de 60 países acceden cotidianamente a ellos.

Fundado formalmente en 1612 por Pablo V Borghese, el archivo preserva unos 12 siglos de historia en documentos de diverso tipo que ocupan aproximadamente 85 kilómetros lineares. Al inicio sólo algunos cardenales podían acceder.

Antes del siglo XVII los documentos papales eran conservados en diversas instituciones, fragmentados y desordenados. Durante años los textos propios de los Papas eran custodiados en el Castel Sant??Angelo, el castillo ubicado a 500 metros de la Basílica de San Pedro.

Con el pontífice Borghese los diversos archivos se unieron para dar origen al Archivum Secretum Vaticanum, que reúne información de la Secretaría de Estado, la oficina de política interna y externa de la Santa Sede, así como de las nunciaturas apostólicas (embajadas papales) en el mundo.

También recoge la información de las diversas secciones de la Curia Romana, salvo dos históricas oficinas que tienen sus archivos particulares: la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Al Archivo secreto se accede por una sencilla recepción, que da al estacionamiento de Santa Ana ubicado dentro del territorio vaticano.
A través de unas escaleras se llega a la Sala de los Indices o León XIII que es el punto de partida para todo investigador, porque contiene grandes libros de referencia para acceder a los documentos.

Sobre los estantes es posible identificar los 125 volúmenes enormes forrados en piel desgastada por el paso del tiempo y el uso. Se trata del ??Schedario Garampi?, el primer medio de investigación ofrecido a los estudiosos en 1881.

En cada uno de estos libros es posible encontrar pequeñas tiras de papel que consignan datos telegráficos de cada documento. Las fajillas han sido pegadas sencillamente en cada una de las hojas de los volúmenes, en simple orden cronológico.

Como la organización de ese y otros métodos consulta resulta aproximativa, el trabajo de los estudiosos debe ser meticuloso. ??En ocasiones tardan semanas en seguir la pista de un documento antes de poder efectivamente encontrarlo?, indicó Tuzzi.

La mayor parte de los 600 fondos archivísticos se encuentra contenida en decenas de estanterías alineadas ubicadas en uno de los dos búnker construidos bajo el Patio de la Piña, espacio diariamente visitado por cientos de turistas que acceden a los Museos Vaticanos.

Mientras admiran este patio renacentista no imaginan que, bajo sus pies, millones de documentos conservan miles de historias que aún esperan ser descubiertas y relatadas. Los refugios, a prueba de ataques nucleares, fueron inaugurados por Juan Pablo II el 18 de octubre de 1980.

Recorriendo el único de estos bunker en uso (el otro está aún vacío y por lo tanto la capacidad libre del archivo es muy grande), se pueden observar paquetes de todo tipo, algunos completamente cerrados, casi como si nadie los hubiese consultado.

Por eso no erró Tuzi cuando aseguró que ??el archivo del Papa es el más rico del mundo, fuente inacabable para los estudiosos?.

Pero no todos los textos se encuentran a disposición de los históricos. Por tradición únicamente el Papa tiene la facultad de abrir una parte de los archivos a la consulta y cuando decide una apertura pone a disposición el contenido correspondiente a todo un pontificado.

Actualmente el Archivo se encuentra abierto hasta 1939, incluyendo el papado de Pío XI. Y los empleados vaticanos trabajan en organizar carpetas, cajas y faldones que corresponden al periodo de Pío XII, quien gobernó la Iglesia católica entre 1939 y 1948.

Tocará a Benedicto XVI decidir la apertura de este delicado periodo histórico, porque incluye a la II Guerra Mundial y al genocidio de los judíos, el Holocausto. Por eso la expectativa es alta.

Mientras tanto, en el bunker, se encuentran cientos de carpetas del pontificado de Juan Pablo II ubicadas en una jaula cerrada. Y allí se quedarán hasta que un futuro pontífice decida abrirlas a los estudiosos. Una oportunidad para reescribir la historia.

Redactor: Margarita Vega

Publicado el: 19/07/2012 / Leido: 4802 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios