La archivera Blanca Álvarez Pinedo fallece en Oviedo a los 80 años

Publicado el: 08/02/2012 / Leido: 4613 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

La archivera Blanca Álvarez Pinedo fallece en Oviedo a los 80 años

Fuente: http://www.lne.es/

La archivera Blanca Álvarez Pinedo (Villanueva de Córdoba, 1931) falleció ayer en Oviedo donde había desarrollado una extensa y fecunda labor profesional que entre otros reconocimientos le valió la concesión de la medalla de plata de Asturias que recibió del Principado el pasado mes de septiembre. Casada con un asturiano, fue desde 1971 y durante veinticinco años la directora del Archivo Histórico Provincial, instalado entonces en el monasterio de San Pelayo de Oviedo.

Como comentó, entrevistada por LA NUEVA ESPA?A, el pasado verano, «me dejó pasmada pero encantada» la concesión de la medalla «y en el grupo familiar la noticia se recibió como una fiesta, con alegría. Me satisface que haya un reconocimiento a mi trabajo, pero también pienso que hay mucha gente que se la merece».

Blanca Álvarez impulsó la elaboración del censo de archivos y fondos documentales de Asturias, una tarea fundamental que ayudó a conocer los archivos asturianos, sus características y estado de conservación. Según declaró entonces «de todos los archivos en los que trabajé, no encontré ninguno que funcionara como debe ser y con instalaciones adecuadas, exceptuando el Histórico Nacional, en el que estuve un mes de prácticas, y el de Indias. Me he encontrado archivos municipales al lado de calderas y de conducciones de agua con el peligro que eso supone».

Licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Valladolid, su primera intención fue dedicarse a la enseñanza. Hizo prácticas para preparar las oposiciones a instituto pero «comprobé que no tenía vocación».

Una amiga de su madre que trabajaba en el Archivo de Simancas le aconsejó que hiciera auxiliar de archivos, bibliotecas y museos. Se examinó en Valladolid y su primer destino fue la biblioteca pública de Burgos. Más tarde, siendo ya auxiliar en el Archivo de Simancas, se presentó al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. Su primer destino fue el Archivo de Indias, en Sevilla, pero sólo estuvo allí 18 días. En Santander trabajó diez años antes de llegar a Asturias, al Servicio de Archivos de Oviedo, donde su tarea consistió en llevar los archivos Histórico, de la Audiencia y de Hacienda. A los dos últimos iba por las mañanas y al Histórico, por las tardes. Al llegar a casa todavía le quedaba tiempo suficiente para hacer los deberes con sus hijos y, en algunos casos, recibir con alguno de ellos clases de inglés.

«Cuando un investigador me saluda con gran cariño, olvido todas aquellas horas de trabajo con mascarilla y guantes», decía. Le habría gustado inaugurar el edificio actual del Archivo, la antigua cárcel de Oviedo, ya que «ahora se trabaja de manera distinta, la tecnología ayuda mucho; antes lo hacíamos documento por documento».

Blanca Álvarez Pinedo era viuda y deja cuatro hijos y seis nietos. El funeral se celebrará mañana, lunes, a las cinco de la tarde en Oviedo, en el templo parroquial de San Francisco de Asís.

Publicado el: 08/02/2012 / Leido: 4613 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios