Es imprescindible avanzar en una reforma notarial

Publicado el: 17/01/2012 / Leido: 4767 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Es imprescindible avanzar en una reforma notarial

Un sistema anticuado y que ha permanecido mucho tiempo al margen de la modernización requiere cambios para entregar un mejor servicio al público.

Fuente: http://www.latercera.com/noticia/opinion/editorial/2012
EL MINISTERIO de Justicia propondría este año una reforma al sistema de notarios, conservadores y archiveros judiciales, que buscaría aumentar la transparencia en su nombramiento, mayor preparación para el desempeño de los cargos y un control efectivo del cumplimiento de los aranceles, entregando facultades al Sernac. Se habría descartado la idea, propiciada hasta hace poco por el Ministerio, de licitar dichos oficios en función de las tarifas que se ofrezcan, dado que no tendría viabilidad en el Congreso.
Si bien el sistema notarial y conservatorio ha sido capaz de garantizar en forma razonable la fe pública -aspecto esencial que cualquier reforma debe preservar-, obedece a un diseño que tiene 70 años de antigüedad y que ha sido objeto de críticas fundadas por sus elevados costos y retraso, contrastando con los avances logrados por el país en otros ámbitos y servicios. Esto hace impostergable su modernización. Para abordarla, hay que considerar que la situación no es la misma en las notarías que en los conservadores y archiveros judiciales, y que las soluciones presentan grados diversos de complejidad y factibilidad. La posibilidad de que exista una multiplicidad de notarios facilita la competencia y hace innecesaria la licitación de la función, bastando ampliar su número bajo las reglas existentes y asegurando siempre que exista la posibilidad de hacer efectiva su responsabilidad patrimonial por los actos que certifican. Esto requiere de modificaciones legales simples y pudiera tener efectos muy positivos en las tarifas y en la calidad de atención. Es correcto mejorar la transparencia en los nombramientos, siendo prioritario que se termine con el uso incorrecto del mecanismo de permutas entre notarios de distinta categoría, que se ha utilizado para transferir o heredar las notarías -lo que no está permitido-, para lo que bastarían instrucciones precisas de la Corte Suprema. Finalmente, habría que cambiar la cultura de exigir actuaciones notariales innecesarias, particularmente en la administración pública, donde el gobierno pudiera disponer instrucciones para evitar que sean requeridas cuando no está previsto en la ley, debiendo el funcionario que interviene en la gestión asumir la responsabilidad administrativa por las constataciones equivocadas. Respecto de conservadores y archiveros, los registros que llevan o la custodia de documentos que realizan, por definición, tienen un carácter unitario y constituyen una forma de monopolio natural, que amerita un diseño más acabado para asegurar tarifas eficientes y la prestación de servicios expeditos, basados en tecnologías modernas. En este sentido, para hacer más fácil el cambio deberían establecerse estándares muy exigentes en materia de eficiencia y avance tecnológico, quedando condicionada la permanencia de los actuales titulares al cumplimiento de dichos estándares. A medida que los cargos fueran quedando vacantes, pasarían a ser temporales y concursados, siendo la tarifa un factor a considerar. En general, la fiscalización debiera quedar radicada en una unidad especializada del Poder Judicial, siendo inconveniente que se entreguen responsabilidades paralelas al Sernac, cuyas facultades y especialidad son de naturaleza diferente.
Lo que sería lamentable es que por intereses creados u otras consideraciones subalternas, no hubiere espacio para hacer avances sustanciales, en un sector que ha permanecido demasiado tiempo al margen de la modernización.

Publicado el: 17/01/2012 / Leido: 4767 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios