Un debate necesario

Publicado el: 18/02/2017 / Leido: 12129 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Un debate necesario

02/12/2017
 

Los archivos históricos afrontan los últimos años una transformación digital ineludible. Tanto en lo referente a los sistemas que deberán preservar la documentación digital como en cuanto a la forma en que interactúan con los ciudadanos. Digitalizar es una palabra utilizada partes. Digitalizar, dicen, es algo "buena". Ahora bien, para que sea "buena", la digitalización no debe ser sólo un proceso de conversión a formato digital de los documentos que tenemos en formato analógico, no debe ser un cambio de apoyo y punto. De nada sirve tener grandes volúmenes de documentos en formato digital si no se dispone de una estrategia de gestión. Lo hemos visto en los últimos años después de que la obsesión por las digitalizaciones masivas haya provocado gastos exagerados y más de un fracaso. La digitalización debe ser una estrategia de transformación global de los procesos de gestión y producción documental. Y esto se aplica tanto a los archivos de gestión como a los archivos históricos. La digitalización es transversal y holística. La digitalización es un comportamiento.

Archivo Comarcal en Reus

Todos los ámbitos de la archivística han entrado ya en este proceso de cambio, pero quizás nos cuesta trabajar con plena confianza. Estamos en una fase de prueba-error y esto se verifica en algunas aplicaciones prácticas donde todavía hay contradicciones. El ámbito de los archivos históricos quizás es el que más claramente destapa estas contradicciones. Por ejemplo, hablar de portales web donde colgar documentos digitalizados de forma masiva no sirve de nada si poca gente los sabe leer. Colgar fotografías digitalizadas y difundirlas vía redes sociales es positivo para quien busca la mera contemplación, pero sólo aportará conocimiento y significación si van dotadas de los metadatos que las contextualicen. Digitalizar documentos, fotografías y activos audiovisuales en formatos con mucho peso en bits puede ser la mejor estrategia orientada a la preservación pero quizás es una decisión demasiado cara si no hemos estudiado previamente el impacto, el retorno, en consultas y reutilización, que tendrá el esfuerzo realizado. Podemos aplicar OCR a la hemeroteca digitalizada pero tenemos serias dificultades para facilitar la búsqueda y la indexación de documentos manuscritos. Aplicamos procesos de digitalización pero no somos capaces de datificar, es decir, de convertir a datos la información que el documento aporta. Podríamos seguir. El proceso de digitalización de los archivos históricos necesita de un debate abierto más potente. Los archivos históricos necesitan ayuda. Y es que en los últimos años no ha habido masas foros donde estos archivos históricos hayan podido hablar abiertamente de sus preocupaciones, proyectos y procesos de innovación. Quizás llega en muy buen momento la conmemoración de los 100 años del Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona.

Actualmente los debates de la archivística giran muy cerca de la gestión documental, la transparencia y el acceso a la información. Es necesario, estratégico y vital para hacer crecer el impacto del trabajo de archivo. Pero también es indiscutible que hay que estar más atentos a los requerimientos de la gestión del patrimonio documental, del mismo modo que es necesario que sus administradores den un paso adelante para actualizar la forma en que éste viene entendido y difundido. No queremos hablar de revolución, pero si de evolución. Los archivos históricos de Cataluña deben actualizarse.

Para fomentar el debate sobre cómo innovar y actualizar conocimientos en los archivos históricos y para aportar algunas soluciones o nuevas maneras de ver las cosas, este mes de enero ha salido el número 39 de la revista Legajo , que dedica su dossier central a las necesidades que éstos tienen para poner en valor y difundir sus fondos más especializados. Y en esto nos referimos a cómo aportar valor añadido en la difusión de documentación manuscrita, fotográfica o audiovisual. Estos suelen ser los fondos que requieren de un acceso más mediato y de un conocimiento por parte del ciudadano más profundo. Su singularidad radica también en su dificultad de acceso. Acceder a la documentación de características más complejas requiere estrategias de digitalización y datificació diferentes. En este dossier se encuentran experiencias y experimentos, ejercicios de prueba-error, que pueden ilustrar a los archivos históricos y, evidentemente, en sus profesionales y usuarios. Hay que mejorar las propuestas de difusión utilizando medios digitales. Una evolución necesaria para obtener un retorno social más importante, el verdadero objetivo de esta tarea.

Decimos que los archivos históricos de Cataluña deben dar un paso adelante en muchos aspectos. El riesgo de convertirse en museos de papel, es decir, el riesgo de que haya una brecha digital entre lo que los archivos han preservado hasta ahora y aquello en digital que quizás quedará en otras manos, es real. Una manera de hacer visible que los archivos históricos son instituciones competitivas y modernas, una manera de conseguir que los ciudadanos sigan confiando, sean o no nativos digitales, es demostrar una alta capacitación tecnológica que permita difundir su documentación de manera diferente. Creemos firmemente que los ciudadanos han de ver en los archivos históricos algo más de lo que han visto hasta ahora. Deben hacerse les más suyos. Y esto se puede hacer revisando las estrategias para promover una nueva y más activa presencialidad, pero también ofreciéndoles instrumentos para interactuar con las versiones digitales del patrimonio documental.

Con motivo del centenario de l¡Arxiu Histórico de Barcelona editará un libro dedicado al edificio que alberga el Archivo Histórico: es la Ardiaca | Foto: ICUB

Y como hablamos de un debate necesario que hay que abrir, nos permitimos hacerlo aportando algunas reflexiones de inicio:

Los archivos históricos se deben desvincular progresivamente de las visiones más historicistas y memorialísticas, y sobre todo estrictamente culturales de sus funciones. El ciudadano va más allá del historiador. El historiador es un ciudadano más. Las posibilidades de impacto se incrementarán. El retorno social será más amplio. La popularización de los archivos será mayor.

Si salen de estas visiones tradicionales es porque han visto claro que hay que vincularlos a una perspectiva cercana a la de la reutilización de la información para producir beneficios sociales y económicos. El objetivo central de los archivos histórico será el del acceso permanente a la información y no sólo el de su preservación. Para que se entienda: conservar, salvaguardar, proteger no es un objetivo por sí mismo, reutilizar los activos de información es la verdadera misión. Poner el foco en el acceso es a todas luces un proyecto infinitamente más transversal y global.

Convendría que los archivos históricos lideraran y dirigieran las políticas de preservación digital, sea de datos, información o documentos, para asumir desde ya, capacidad de gestión intelectual y física de los datos digitales. La preservación a largo plazo de documentos con independencia del soporte en que vengan donde se produzcan es al fin y al cabo una competencia determinada por ley. Que el apoyo sea ahora electromagnético u óptico no debería ser un problema. Cataluña necesita un Plan Nacional de Preservación Digital.

Finalmente hay que comprender los archivos históricos como un eslabón más de los sistemas de gestión de documentos y no desvincularse ni funcional ni orgánica de estos sistemas por meras cuestiones de cuota de poder, de tradición historicista o de pérdida de fortaleza del sector cultural. Las cosas cambian y los archivos históricos también. Y esta necesidad de cambio debe ser prioritaria para todos, pero sobre todo, por los profesionales que hoy en día trabajan. No debemos esperar sólo una decisión de "arriba" sino que es necesario que haya un movimiento que esto lo transforme.

http://www.nuvol.com/

Publicado el: 18/02/2017 / Leido: 12129 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios