La Argentina, floja de papeles: por qué es tan difícil conservar nuestro archivos.

Publicado el: 17/09/2019 / Leido: 361 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

Entrevista al investigador Juan José Mendoza

La Argentina, floja de papeles: por qué es tan difícil conservar nuestro archivos

Un documento fundante, el manuscrito de “El matadero”, está perdido. Autor del libro “Los archivos”, Mendoza habla de la importancia de generar una “conciencia documental” para evitar el extravío de importantes obras.

 

El investigador Juan José Mendoza. / Gentileza Maximiliano Brina

Del manuscrito original de El matadero de Esteban Echeverría, que data de 1838 o 1840, poco se sabe. Es más, lo que se conoce es que, al menos hasta ahora y salvo que se produzca un milagro, es un documento extraviado, perdido, traspapelado. Se sabe también que la historia que nos llega –la historia que fundó la literatura nacional, nada más y nada menos– la confeccionó Juan María Gutiérrez en base al manuscrito de Echeverría. ¿Cuál es la importancia de preservar determinados documentos? ¿Dónde y cómo deben ser conservados? Este tipo de preguntas, algunas anécdotas, entrevistas y reflexiones aparecen en el libro Los archivos, del investigador del Conicet Juan José Mendoza, una recopilación de artículos que al propio autor le sirven como “archivo personal”.

A poco de estrenarse el nuevo edificio del Archivo General de la Nación en Parque Patricios, que implicará una cuidadosa mudanza de miles de históricos documentos, aparece nuevamente en escena el problema de la conservación de determinados papeles. Se sabe de la indiferencia de ciertos escritores a la hora de preservar sus obras o bibliotecas: Esteban Echeverría, Macedonio Fernández, Osvaldo Lamborghini o Roberto Arlt están entre ellos. También están aquellos más comprometidos con su legado: Bartolomé Mitre, Manuel Puig, Juan José Saer. Y el archivo, dice Mendoza en su libro, está en lugar de algo que nos falta y se lo resguarda para darle posibilidad de tener un futuro.

 
El Archivo General de la Nación, la memoria del país desde 1821. /Rubén Digilio

El Archivo General de la Nación, la memoria del país desde 1821. /Rubén Digilio

Pero ¿cuál fue históricamente la política archivística del país? “Tenemos un problema histórico, dramático, de dispersión y pérdida de muchos documentos, de Juan María Gutiérrez, de Sarmiento, de Echeverría. Y al mismo tiempo en Argentina no hay demasiadas instituciones donde legar. Cuando un escritor muere, los familiares pueden recibir ofrecimientos de instituciones extranjeras, que pueden adquirir los manuscritos. Eso genera un problema, que es que haya documentos extraviados o desaparecidos, a los que no tengamos acceso y que muchos de ellos estén en el exterior. Es una deuda pendiente”, explica Mendoza.

Justamente es la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, la que atesora cientos de documentos de escritores latinoamericanos, entre ellos, decenas de argentinos, como Jorge Luis Borges, Victoria y Silvina Ocampo, Juan José Saer, Ricardo Piglia, Leopoldo Lugones, Leopoldo Marechal y Manuel Mujica Lainez, por mencionar algunos. ¿A qué lugar corresponden estos escritos? ¿A la Biblioteca Nacional argentina, que desde el 2000 conserva entre sus tesoros el cuaderno de bitácora de Julio Cortázar al escribir Rayuela? ¿Al Archivo General de la Nación (AGN)? ¿A las instituciones extranjeras o privadas que los adquieran? ¿A coleccionistas?

–¿Debería haber una política de Estado al respecto o dependerá siempre de las familias herederas?

–Tengo una opinión contradictoria, en el sentido de que creo que efectivamente hay que tener políticas de Estado, pero también debe haber políticas privadas. Cuando digo "privado" no pienso en una empresa transnacional. Los investigadores somos archivistas o coleccionistas privados. Esos esfuerzos privados han salvado muchas veces de la pérdida o de la dispersión muchos documentos valiosos.

“El archivo es archivo porque resiste. Pero también tiene que resistir a la destrucción que lo acecha. Tiene que ser capaz, de algún modo y aun en la intemperie, de sortear el paso del tiempo”.

"El archivo es archivo porque resiste. Pero también tiene que resistir a la destrucción que lo acecha. Tiene que ser capaz, de algún modo y aun en la intemperie, de sortear el paso del tiempo".

Juan José Mendoza

INVESTIGADOR

–¿Qué se puede hacer?

–Argentina no tiene instituciones donde legar y eso habla de una desidia archivística. Por eso, es importante construir una conciencia documental, que es algo que nos falta. Las universidades también tienen deudas en esto. Respecto de las políticas de estado, hubo un momento dramático cuando se hizo la mudanza de la Biblioteca Nacional de la calle México a la sede actual, en el 92, porque se extraviaron libros y documentos. La nueva sede del Archivo General de la Nación puede ser una institución donde legar. Todas las instituciones archivísticas del país deberían participar en la construcción de una mayor conciencia documental.

–En el libro, decís que todas las prácticas generan archivos, pero ¿todo es archivable?

–Contesto con una anécdota: cuando estaba en la Universidad de Princeton, me encuentro con el archivo Ephemera, el nombre que se da en archivística al resguardo de panfletos de campañas políticas y textos de ese estilo. También recibe el nombre de "literatura gris". Y había documentos y panfletos de la Argentina muy actuales y contemporáneos. Entonces pregunto si son para futuras investigaciones. Me dicen que no, que son para tesis doctorales de la actualidad. Eso me dio la pauta de que nosotros vivimos sin la conciencia documental suficiente para comprender que todos los documentos que se producen son pasibles de ser considerados archivo.

-¿Cómo es nuestro vínculo con estos materiales?

-El archivo es en sí una función muy contemporánea, todos construimos archivo, todos somos editores y curadores de nuestra intimidad, de contenidos biográficos. Todos somos operadores de archivo y sampleamos fragmentos de pasados, somos todos DJ’s de textos.

"Los archivos" ,de Juan José Mendoza.

"Los archivos" ,de Juan José Mendoza.

El Archivo General de la Nación se mudaría a fin de mes a su nueva sede de Parque Patricios

Aunque falta la mudanza, que sería a fin de mes con el traslado de las primeras cajas, el Archivo General de la Nación tiene nueva sede. Se trata de un edificio moderno e inteligente de diez mil metros cuadrados en el espacio que ocupaba la ex cárcel de Caseros, en Parque Patricios, cerca del Hospital Garrahan. Es, además, la primera sede fuera del Centro porteño, lo que ayudará a la conservación de la documentación al no estar en contacto con polución excesiva, y es la tercera abierta al público, junto a las de avenidas Alem (que conserva la mayor parte del acervo documental) y Paseo Colón.

IMAGEN Se construyó en el lugar que ocupó la cárcel de Caseros, en Parque Patricios.

IMAGEN Se construyó en el lugar que ocupó la cárcel de Caseros, en Parque Patricios.

Construida según los requerimientos de un archivo para la conservación y accesibilidad de la documentación, el nuevo edificio está dividido en dos bloques y cuenta con espacios abiertos a la comunidad en la planta baja y en el primer piso, donde se encuentra la sala de consulta en la que los usuarios podrán investigar el material que el Archivo alberga en diferentes formatos (fotos, audio, video y escrito).

Del segundo al sexto piso, están los depósitos de guarda de documentación. Son 3.300 metros cuadrados de depósitos, dividido en 29 espacios especialmente diseñados. En total, podrán almacenar más de 20 kilómetros lineales de documentación histórica. “Empezamos la mudanza por papel y soportes más fáciles, lo último serán las placas de vidrio de Witcomb, que requiere más cuidado”, explicó Emilio Perina, director del AGN, organismo que depende del Ministerio del Interior. El objetivo principal de la institución es la guarda, conservación y difusión del patrimonio documental de la Nación, ofreciéndolo para la consulta pública, libre y gratuita. El Archivo cuenta con documentación en soporte papel, fílmico, sonoro y fotográfico que abarca un arco temporal de 500 años.

PC/PK

Fuente: https://www.clarin.com/cultura/juan-jose-mendoza-importancia-preservar-archivos-nacionales_0_rr0qwjYCe.html

 

Publicado el: 17/09/2019 / Leido: 361 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios